ESPAÑOL / ENGLISH
  BUSCAR

Síguenos en:

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Youtube
Síguenos en Blogger Blog
{published}
SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

FESTIVAL AMBULANTE
PROGRAMA: PELÍCULAS 2011

UN VIAJE QUE NUNCA FUE
A JOURNEY THAT WASN’T

/ B y N

Director: Pierre Huyghe [+ biografía]
Pierre Huyghe

Pierre Huyghe (París, 1962) vive y trabaja ahora entre Nueva York y París. En 2002 recibió el premio Hugo Boss del Solomon R. Guggenheim Museum y en 2001 recibió el Special Award del jurado de la Biennale de Venecia. Sus típicamente complejos y multidisciplinarios proyectos incluyen This is not a time for dreaming (2004), esta película y ópera de marionetas cuenta tanto la historia de la comisión arquitectónica de Le Corbusier como el trabajo del propio Huyghe en Harvard. Streamside Day -un evento público,  una película y una exposición que rastrean el origen de la floreciente comunidad del valle de Hudson, y la celebración que ésta inventó- que fueron presentados en el Dia Center for the Arts en Chelsea en 2003. En el 2006, Huyghe realizó una exposición individual en el ARC, el Musee d'Art Moderne de la Ville de Paris y en la Tate Modern. 

 


Sinopsis

El título de este proyecto se desarrolló en tres momentos distintos: el viaje del artista a la Antártida en febrero del 2005; el musical del Central Park basado en ese viaje, el cual fue presentado y filmado el 14 de octubre del mismo año ; y la película realizada a partir del material filmado en ambas ocasiones. El autor, junto con un equipo de más de diez personas se embarcaron en un viaje marítimo desde el Puerto de Ushuaia en Tierra de Fuego, ubicado en la punta sureste de Argentina, con el propósito de encontrar una isla desconocida y una criatura única y solitaria.
Tras semanas de navegar en un ambiente hostil -haciendo frente a una tremenda tormenta y quedándose atorados en el hielo-  finalmente encontraron la isla. Al llegar a la orilla de la playa, comenzaron a construir una estación temporal de luz y sonido que fue especialmente diseñada para traducir la forma física de la isla en sonido. La corriente de sonido que se generó -similar al código Morse-  no era muy diferente a los sonidos vocales que manifiestan los animales para comunicarse entre sí. Por lo tanto, se esperaba que funcionara como un llamado para atraer a la esquiva criatura que buscaban: un pingüino albino.
 

 

HACER CLIC ESTÁ BIEN | TEORUS.COM