ESPAÑOL / ENGLISH
  BUSCAR

Síguenos en:

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Youtube
Síguenos en Blogger Blog
{published}
SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

FESTIVAL AMBULANTE
PROGRAMA: PELÍCULAS 2011

PRESUNTO CULPABLE
PRESUMED GUILTY

/ B y N

Director: Roberto Hernández [+ biografía]
Roberto Hernández

Roberto Hernández (Monterrey, 1974) trabajó como profesor de Derecho en el CIDE. Actualmente está estudiando un Doctorado en Políticas Públicas en la Universidad de California, Berkeley. Antes de convertirse en documentalista, realizó una investigación empírica sobre el sistema de justicia y los tribunales penales en México. Sin ninguna experiencia previa como cineasta, elaboró un corto de veinte minutos titulado El túnel, que ha contribuido al diálogo público sobre la reforma jurídica en México. Presunto culpable es un proyecto cinematográfico inverosímil para un académico. Sin embargo, el resultado es sorprendentemente ágil y mordaz, una unión feliz entre el discurso estético y el discurso científico.


Sinopsis

Presunto culpable es la desgarradora historia de un hombre que tuvo la mala suerte de estar en el lugar equivocado en el momento equivocado. En diciembre de 2005, en Iztapalapa, Ciudad de México, Toño deseó que Dios lo sacara de su desesperada situación. "Mátame o méteme en la cárcel", recuerda haber suplicado. Una semana después fue detenido por tres judiciales y conducido al Reclusorio Oriente, cárcel de alta seguridad que aloja a una tercera parte de los prisioneros de la Ciudad de México. Más tarde, un juez que nunca asistió a las audiencias del juicio lo condenó, sin prueba alguna, a veinte años de prisión por el homicidio de un hombre. Toño jamás había conocido a la víctima. Dos estudiantes de Derecho de la Universidad de California, Berkeley, se transformaron en cineastas, siguieron a Toño durante dos años y documentaron su lucha por recuperar la libertad y la dignidad perdidas. La cinta expone las contradicciones de un sistema judicial en el que todos somos culpables de antemano y es prácticamente imposible demostrar lo contrario.

 

HACER CLIC ESTÁ BIEN | TEORUS.COM